Menu

x

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Los niños tomaron los parques

Los niños tomaron los parques

"¡Ven amiguito!, ¡ven a tomar una chocolatada con nosotros!”, decía Camilo Carvajal, el presidente del Club Deportivo Cultural Dark, quien, junto a 50 personas, entregó 500 regalos a los más pequeños de Alto Sopocachi.

"¡Gracias!”, decían los niños que recibían regalos. Los pequeños se daban modos para agarrar sus regalos, no derramar su chocolate caliente ni hacer caer su panetón.

Muchas personas vestidas con prendas navideñas abrieron ayer las puertas de sus hogares a gente de escasos recursos para compartir la bebida caliente acompañada de un panetón, bizcochuelo o galletas. "¿Me aumentas un poquito?”, preguntaba Marcelo, un niño de cuatro años, con restos de bizcocho en su rostro.

Los miembros de la Asociación de Talleres de Conversión de Gas Natural Vehicular distribuyeron el chocolate en la terminal de buses, en la avenida Montes y terminaron en la plaza Murillo. "La idea es compartir lo que tenemos con ellos. Se siente bien hacer eso”, aseguró con una sonrisa Wálter Ordóñez.

Los Médicos del Alma, cómicos ambulantes que ofrecen su show en la plaza mayor cada noche, no dudaron en hacer una chocolatada con ayuda de las caseritas del mercado Lanza. "Estamos dando todo por Navidad, no sólo es para los niños, es para todos, para que se sientan bien”, manifestó la cómica Nora Zamillán, mientras divertían a la gente con un show navideño.

Simultáneamente, miles de personas acudían a misa para hacer bendecir a sus niños de yeso. Afuera de la iglesia de San Francisco, los amautas los bendecían con incienso y mirra, entre rezos acompañados de sonidos de campanillas.

María Urquidi hizo bendecir a sus seis Niños, entre los que se encuentran un Niño de Praga y otro de Potosí, y aseguró que son muy traviesos. "Al más grande le regalamos un sonajero de oro, le pusimos en la manita, pero más tarde ya no estaba, buscamos por toda la casa y nada. Al día siguiente encontramos el sonajero en su manita”, contó.

Pasado el mediodía, los parques y plazas se inundaron de niños que estrenaban juguetes y ropa nueva. "Pensé que era ropa, pero cuando vi mis patines me alegré mucho”, dijo Alexandra Aliaga, que patinaba con dificultad.

Diego, un niño de dos años, manejaba su camioneta muy emocionado, apenas podía levantarlo, pero tenía una mirada de dicha. "Hice el esfuerzo por mi hijito, por verlo feliz”, manifestó su papá, Julio Salcedo. Las niñas en los parques jugaban orgullosas con sus muñecas nuevas, mientras sus padres las llamaban para comer.

Tradición familiar

Regalos César Iván Tarifa llegó al parque Laikacota con siete grandes regalos de Navidad para sus sobrinos de parte de la familia de su esposa, él aseguró que se trata de una tradición familiar desde sus bisabuelos. "Mi familia tiene esa costumbre, de regalar juguetes a todos nuestros sobrinos, tengo 12 de parte de mi familia y los siete de mi esposa, este año nos tocó regalarles en el parque. El costo no interesa, sino la alegría de verlos felices”.
Página Siete

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net