Menu

x

Audio en vivo

Get the Flash Player to see this player.

Ver noticias de...

Revisa tu horoscopo

Campaña busca evitar que millones mueran de hambre

Campaña busca evitar que millones mueran de hambre

La Paz, 01 de jun. el sistema alimentario mundial ha fracasado, señala oxfam. más de 35 países impulsan un programa para revertir la crisis alimentaria que en bolivia puede incidir en los granos

En 2050 habrá nueve mil millones de personas en el mundo; dos mil millones más que hoy. La demanda de alimentos se incrementará en 70%, lo que provocará hambre en el mundo si no se supera el quiebre del sistema alimentario mundial ni se revierten los efectos de la crisis climática.

A partir de hoy, Bolivia se suma a la iniciativa de Oxfam con la campaña Crece: alimentos, vida y planeta, a través de la cual se pretende lograr acciones contra la crisis alimentaria mediante procesos de interpelación a la sociedad y a las instancias determinantes en la sostenibilidad alimentaria.

“Ésta no es una campaña de agricultura, no es una campaña de producción de alimentos, es una campaña de producción alimentaria, que plantea cómo producimos, cómo distribuimos, cómo transportamos, cómo almacenamos y cómo consumimos los alimentos”, explicó Luis Camacho, director asociado y portavoz de la campaña Oxfam en Bolivia.

El lanzamiento de la campaña incluye a “35 países con cierta relevancia específica”, explicó. Señaló que el trabajo que se desarrollará tendrá implicancia en los más de 100 países donde trabaja este organismo internacional.

Oxfam es una confederación internacional de quince organizaciones de cooperación en el desarrollo internacional, creada en 1942. Su trabajo se basa en tres pilares: el desarrollo, la acción humanitaria y las campañas en ciencias políticas y sociales.

La campaña en Bolivia pretende levantar a la opinión pública y generar todo un movimiento global, que conozca y se posicione frente a un sistema alimentario mundial quebrado, explicó.

“La crisis del sistema alimentario hace que cada día 950 millones de personas se vayan a la cama con hambre en todo el mundo, eso es inaceptable desde cualquier punto de vista”, dijo.

“Hemos entrado en una era de crisis, de escaladas en el precio de los alimentos y el petróleo; de disputas por la tierra y el agua; de un cambio climático sigiloso y alarmante. El alza en el precio de los alimentos en 2008 empujó a la pobreza a 100 millones de personas más. El encarecimiento ( de los alimentos) en lo que va de 2011 ha sumado otros 44 millones de personas”, explica un documento de la entidad.

Según Camacho, “tras más de 50 años de lento retroceso en el mundo, desde el año 2000 a la fecha, hubo un repunte de las hambrunas y de la situación de falta de alimento en el mundo”.

La crisis alimentaria no se debe a la incapacidad de producir alimentos para todos, sino a que el sistema responde a una serie de intereses corporativos.

“Entre 300 y 500 empresas controlan el 70 por ciento de las decisiones que afectan al sistema alimentario a nivel global, incluyendo aquellas relacionadas con recursos clave como tierras, agua, semillas, tecnologías e infraestructura”, señaló el vocero.

BOLIVIA Y LOS GRANOS

La crisis del sistema alimentario afecta a todos, no es sólo un problema de Bolivia. Sin embargo, de datos que se desprenden del estudio realizado por Oxfam se hacen proyecciones.

“En las proyecciones que hicimos para Bolivia, tenemos que algunos alimentos básicos, como algunos granos básicos podrán tener incrementos de precios en 10 a 20 años de hasta 130, 140 o 160 por cieno”, señaló Camacho.

“En países como Bolivia, el incremento en los alimentos significará destinar hasta el 70% de sus ingresos totales a la compra de alimentos, encarecidos en más del 100%, lo cual significará no poder comer tres veces al día. Significará incrementar cada año en cientos de miles de millones las personas que van a pasar hambre”, comentó.

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

En Bolivia, la campaña va a tener objetivos más concretos que la campaña global en el resto de los países.

“Los objetivos en la campaña boliviana serán más concretos, centrados en poner encima de la mesa, en cualificar y elevar el debate del modelo de producción agroindustrial. Queremos poner en la mesa los límites y los peligros que tiene el modelo de producción en cuestiones medioambientales”, señaló.

Insistió que el objetivo apunta a revalorizar la producción campesina de pequeña y media escala, la revalorización de la mujer en la economía del país y del mundo. “Una de las vías de salida es el fomento a la pequeña y mediana agricultura y no es algo que ocurra porque sí, sino hubo países que siguieron el camino y lograron reducciones importantes de personas en situación de hambre”, comentó.

A diferencia de las oportunidades del modelo agroexportador, Camacho también hizo incidencia en que el modelo de producción industrial, al que apuestan los gobiernos del G-20, llegó al límite y no tiene mayor capacidad para resolver la crisis alimentaria.

La campaña, en definitiva, “será una interpelación a los gobiernos del G-20 y a las industrias poderosas”, señaló el experto.

Explicó que la campaña busca generar un movimiento ciudadano de consumidores, productores, organizaciones vivas, para que influyan en los tomadores de decisión.

La campaña, explicó, también reconocerá los estamentos que sean necesarios, como el ALBA, TCP u otros que aporten en los desafíos.


Estados que compran tierra a otros

Uno de los problemas nucleares hoy en día es el debate por la tierra, cuando países e intereses transnacionales están en carrera por la compra de terrenos, a través de organizaciones no gubernamentales, para poder asegurarse la producción alimentaria, explicó Luis Camacho, director asociado y portavoz de la campaña Crece: alimentos, vida y planeta, impulsada por Oxfam.

Probablemente hoy en día en Bolivia no sea aún un problema de debate la tenencia de la tierra, pero ya la Fundación Tierra, por ejemplo, publicó unos datos en sentido de que alrededor de un millón de hectáreas productivas en Bolivia están en manos de capitales extranjeros, explicó.

Consideró que este debate, en dos años más, será crucial en el país en vista a las investigaciones de acumulación de tierra que hace Oxfam a nivel mundial. “Alrededor de 80 millones de hectáreas de tierras se negociaron en los últimos 10 años, en manos de capitales privados o de Estados en otros Estados. Es decir, Gobiernos que están comprando tierras en otros Estados, lo cual es una patada a la soberanía nacional para garantizarse la seguridad alimentaria”, señaló Camacho. Alertó que muchos países ya deben tomar previsiones para proteger los recursos naturales y soberanos.


En busca de un acuerdo global y mecanismos de financiación

Luis Camacho, director asociado y portavoz de la campaña Crece: alimentos, vida y planeta; que Oxfam lanza desde hoy en Bolivia, señaló que el proyecto buscará generar un acuerdo global sobre cambio climático y financiamiento, con compromisos mundiales.

“La Campaña incidirá mucho en la necesidad de llegar a un acuerdo global sobre el cambio climático y a un acuerdo global sobre mecanismos de financiación, para adaptación y garantía de mejores condiciones de resistencia y adaptación de los países en vías de desarrollo, por los efectos del cambio climático, especialmente para beneficio de los pequeños productores y productoras del planeta”, señaló.

Según datos de la Oxfam, “500 millones de pequeños agricultores de países en vías de desarrollo proporcionan alimentos a casi dos mil millones de personas, cerca de un tercio de la humanidad.

Hoy en día existen 1,5 mil millones de productores de alimentos en contraste con los 7 mil millones de consumidores en todo el mundo”.

Camacho explicó que si al aumento de la demografía se suma la escasez alimentaria y los efectos del cambio climático, se tendrá la tormenta perfecta, que hará que en 30 años ya no haya la capacidad mundial para alimentar a todos los ciudadanos del planeta, por lo que urge llegar a acuerdos globales, especialmente de reducción de gases de efecto invernadero.

El vocero del proyecto en Bolivia explicó que tanto a nivel global, como local se pretende que no se trate de una campaña de impacto. “En Bolivia y en la mayoría de los países pretendemos que no sea una campaña de Oxfam, sino una campaña de apropiación ciudadana”, comentó. Aclaró que no se buscan proyectos, sino incidencias en políticas de Estado sobre la seguridad alimentaria.


LA CRISIS EN CIFRAS

Hambre: cerca de mil millones de personas en todo el mundo pasan hambre, casi uno de cada siete de nosotros. La mayoría son mujeres y niñas.

Desnutrición: a menudo, madres desnutridas dan a luz a niños con un peso inferior al normal y que tienen el 20 por ciento más de posibilidades de morir antes de cumplir los 5 años. Hasta 17 millones de niños nacen con un peso inferior al normal cada año.

Mujer y alimentación: a nivel global, se estima que las mujeres se encargan de entre el 85 y el 90 por ciento del tiempo total invertido en preparar comida para el hogar.

BM crisis: el Banco Mundial estima que 44 millones de personas han pasado el umbral de pobreza en la segunda mitad de 2010 debido a altos precios.

Maíz: los precios de los alimentos básicos como el maíz pueden doblarse en los próximos 20 años con el cambio climático como responsable de más de la mitad de esa subida, se prevé entre un 70 y un 90 por ciento de subida del precio de los cereales antes de 2030, antes de sufrir los efectos del cambio climático, los cuales pueden duplicar estos precios de nuevo. Esto supone una posible subida del 120 al 180 por ciento del precio de cereales en los próximos 20 años.

Producción en AL: América Latina es el mayor exportador de alimentos del mundo, produce el 28% de la carne de vacuno y la mitad de la soya. Sin embargo, el 10% de la población está desnutrida y el 30% vive en situación de pobreza e inseguridad alimentaria.

Fuente: Oxfam


¿Sabemos de dónde viene el alimento que consumimos?

“¿Cuántos de nosotros sabemos de dónde viene el alimento que nos comemos?”, se preguntó el vocero de la campaña Crece: alimentos, vida y planeta, que Ofxam lanza a partir de la fecha en Bolivia, Luis Camacho.

La pregunta surgió en el marco del desafío que esa entidad internacional propone a la humanidad, para que en las próximas décadas millones de personas no mueran de hambre por falta de alimentos y como consecuencia de malos manejos del sistema de producción.

Camacho dijo que es importante que todos, no sólo los productores, se interesen por revertir los posibles efectos de hambre que se avecinan, ya que “éste no es un problema solamente de los campesinos, de los productores, sino es un problema que afecta a todos”.

“¿Cuántos de nosotros sabemos cuánto cobra el productor de esa papa que estamos pagando a un precio o a otro? El Seguro Agrícola —que esperemos que salga adelante— ¿es algo que beneficia solamente a los campesinos?, ¿por qué a los campesinos, no me beneficia a mí? Si mañana hay una elevación de precios y la papa se incrementa en un porcentaje, pero con un Seguro Agrícola esa papa no incrementa su precio, ¿no me benefició a mí también?, ¿no benefició a mi familia?”, señaló.

Camacho pidió a la opinión pública considerar que la emergencia alimentaria no solamente es un problema de los productores, no hay que polarizar entre los problemas de ellos y los nuestros, es un problema de todos.

Éste es probablemente uno de los principales retos que tenemos y es que si vamos hacia donde vamos, el hambre va a ser una lacra de dimensiones impresionantes en el mundo, y no estoy hablando de 100 años, estoy hablando de 10, 15 ó 20 años, explicó.

Oxfam espera que la campaña logre interpelar a todos, desde los productores hasta los gobiernos.


Organizaciones sociales se suman al desafío alimentario

La campaña Crece: alimentos, vida y planeta se desarrollará durante cuatro años. Oxfam informó que el compromiso nacional contra la crisis alimentaria viene de la mano de varios sectores sociales.

El vocero de Oxfam en Bolivia, Luis Camacho, explicó que varias organizaciones sociales e instituciones se apropiarán del plan internacional.

“Ya hemos tenido conversaciones con los sectores sociales y los objetivos de la campaña han sido definidos por ejemplo con la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), con el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), con la Coordinadora de la Mujer, con la universidad La Cordillera, con la Red Latinoamericana de Mujeres Transformando la Economía (Remte), etc.”, comentó el funcionario internacional. Insistió en que se buscará que las organizaciones sociales se apropien de la iniciativa para que puedan demandar, proponer y plantear reivindicaciones en problemas relacionados a la seguridad alimentaria, con sostenibilidad.

“La campaña se definirá a lo largo de los cuatro años. Primero se da a conocer la campaña a la sociedad (hoy), el 16 de junio se lanzará el informe global de la campaña y divulgará el material a través de las páginas web, de presentaciones públicas en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, y se crearán espacios de discusión amplios con variedad de enfoques y de intereses”, comentó.

A través de las organizaciones sociales, se darán origen a elementos de propuestas de políticas públicas. “En este momento se discute y se negocia la Ley de la Década de la Revolución Productiva, el Seguro Agrícola y otros asuntos importantes para asegurar la alimentación”, comentó.

La campaña cuenta con el apoyo de personalidades como el ex presidente Lula Da Silva, de Brasil, el arzobispo emérito Desmond Tutu y la actriz Scarlett Johansson.
Cambio

<< Ver mas noticias

Ultimas noticias

Ver mas noticias
Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net Musica Online Hosting Gratis BoliviaStreaming.Net